Ventilar para reducir el riesgo de contagio por COVID-19

Un estudio sobre sobre el confort interior y la calidad ambiental de los centros educativos en España publicado por la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) concluye que los centros educativos de nuestro país no mantienen las condiciones adecuadas de ambiente interior.

Recientemente el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IDAEA-CSIC), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación,  junto a técnicos de la Asociación Mesura ha publicado una guía para ventilación en aulas que pretende ser una herramienta para reducir las probabilidades de contagio de COVID-19 por vía aérea.

Además de mantener la distancia interpersonal y reducir el tiempo de permanencia en el aula, esta guía recomienda medidas con las que se puede reducir la acumulación de partículas suspendidas en el aire como son: la reducción de la ocupación, es decir, menor cantidad de niños por aula; permanecer en silencio o reducir el volumen al hablar, siendo que gritar eleva la emisión de partículas 300 veces; y hacer uso de la mascarilla de forma permanente.

Ventilar reduce el riesgo de contagio

Hay consenso entre los científicos que una medida eficaz para reducir el riesgo de contagio por COVID-19 es ventilar cualquier espacio en un entorno cerrado donde se ejerza una actividad que conlleve una ocupación permanente como en unas oficinas o edificios y locales de uso público como los centros escolares o las residencias de mayores.

La guía recomienda el uso de sistemas de ventilación para sustituir el aire interior potencialmente contaminado del interior de las aulas con aire limpio del exterior; así como la aplicación de sistemas de purificación de dicho aire para eliminar las partículas en suspensión que pueden llegar a contener el virus con equipos provistos de filtros HEPA.

El sistema de ventilación y purificación, en su caso, dependerá del volumen del espacio cerrado, el aula, y su ocupación, es decir, del número de alumnos recomendándose en cualquier caso una renovación por hora del aire interior entre 5 y 6 veces; evitando, con ello, un tiempo de exposición prolongado a un aire potencialmente contaminado superior a entre 10 y 12 minutos.

Abriendo las ventanas en un espacio de unos 100 metros cuadrados y una ocupación de 25 personas, que sin ventilación pudiera llegar a concentraciones de CO2 en el aire interior superiores a las 1000ppm, se puede llegar a conseguir por ventilación natural una renovación de 14 litros de aire por persona y segundo, disminuyendo con ello la concentración de CO2 en el aire interior a valores entre 600 y 800 ppm.

Confíe en un profesional

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES, S.L. promueve la realización de auditorías a los sistemas de ventilación y climatización en los centros escolares. Así como recomienda aportar aire exterior para ventilar con eficiencia energética garantizando una calidad mínima del aire interior.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGIAS RENOVABLES realiza la instalación de los sistemas de ventilación y climatización que cada actividad requiere y en función de sus necesidades. Si tiene alguna consulta o necesita más información no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web, vía correo electrónico o llamando directamente a los números de teléfono fijo 976 795 880 y móvil 646 782 374.

Categorías

Menú