Energias Renovables

Climatizar y ventilar con eficiencia energética

Sin aportar aire exterior no hay ventilación y, por tanto, no puede garantizarse una calidad mínima del aire interior.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES promueve la implantación de sistemas de ventilación para asegurar la calidad de aire interior requerida en un espacio cerrado.

Con una unidad de tratamiento de aire (UTA) como las que fabrica nuestro colaborador EVAIR se puede conseguir la calidad de aire interior adecuada a las necesidades de bienestar e higiene de las personas. Con las disposiciones que incluyen un recuperador de calor y/o freecooling, se mejora la eficiencia energética de la UTA.

Climatizar sin ventilar

Existen sistemas de climatización que simplemente tratan térmicamente el aire interior de un espacio cerrado para satisfacer las condiciones térmicas de sus ocupantes manteniendo el aire interior constantemente en recirculación.

La figura anterior muestra el esquema de un sistema de climatización sin ventilación que, para una carga térmica interior de 50kW, necesita un climatizador de 10.000m3/h que cogería aire interior a una temperatura de 25ºC y lo calentaría hasta 40ºC para vencer dicha carga térmica interior de 50kW.(Fuente: EVAIR).

Climatizar y ventilar

Para ventilar un espacio cerrado abrir y cerrar las ventanas es una opción pero no es la solución. Mediante la instalación de un climatizador o Unidad de Tratamiento de Aire (UTA) aseguramos la ventilación del espacio cerrado aportando el aire exterior necesario para conseguir la dilución adecuada de los contaminantes presentes en el aire interior; cubriendo, así, las necesidades mínimas de higiene y bienestar de las personas que ocupan dicho espacio cerrado.

Con la ventilación se consigue la dilución del aire interior (IDA), disminuyendo la concentración de partículas mediante la introducción de aire exterior (ODA) con menor concentración de partículas; y la extracción del aire interior (ETA) con mayor concentración de éstas. En la extracción, el aire puede ser renovado y expulsado (EHA) o recirculado (RCA). Siglas que se corresponden con la nomenclatura que recoge la Norma UNE-EN 13779 de ventilación de los edificios no residenciales.

La figura anterior muestra el esquema de un sistema de climatización y ventilación con aportación de aire exterior que, para vencer la carga térmica interior del ejemplo anterior, necesita un climatizador con una potencia total de 83,5kW. Una potencia de 50kW para tratar térmicamente los 10.000m3/h hasta los 40ºC de temperatura requeridos para alcanzar los 25ºC en el interior de la estancia; y una potencia adicional de 33,5kW para tratar térmicamente, hasta esos 40ºC, otros 5.000m3/h de aire exterior a 5ºC que se necesitan introducir, en función del uso y ocupación, para ventilar la estancia de la que hemos extraído al exterior la misma cantidad de aire interior.(Fuente: EVAIR).

En GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES calculamos el mínimo nivel de calidad de aire interior y el caudal de aire exterior a aportar de acuerdo a lo requerido por la normativa aplicable, en función de la actividad y ocupación prevista; proponiendo a fabricantes como EVAIR el diseño de unidades de tratamiento de aire a medida que, además de asegurar el adecuado nivel de calidad de aire interior, garanticen el cumplimiento de las necesidades particulares de nuestros clientes.

Climatizar y ventilar con eficiencia energética

La ventilación se requiere por salubridad y, por tanto, cuanto más se ventile mejor. Siendo que meter más aire exterior siempre requiere gastar más energía, la ventilación no se corresponde con una actuación basada en criterios de eficiencia energética que se corresponderían con el tratamiento del mínimo aire exterior requerido.

Siendo que GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES promueve la implantación de sistemas de ventilación y de actuaciones para una gestión energética eficiente; requierea fabricantes como EVAIR, la incorporación de dos elementos que reducen el coste energético que ocasiona la ventilación y, por tanto, que influyen en la eficiencia energética de la UTA:

  • El recuperador de calor. Ahorra energía aprovechando la energía del aire interior que se extrae al ventilar, al transferir dicha energía al aire exterior que se introduce con condiciones térmicas contrarias a las del aire tratado del interior. Es decir, un recuperador de calor, en invierno calienta el aire exterior frío aportado con el aire interior de extracción que previamente ya ha sido calefactado; y en verano enfría el aire que se introduce, desde el exterior a mayor temperatura, con el aire refrigerado que se extrae del interior.

La figura anterior muestra el esquema de un sistema de climatización y ventilación con aportación de aire exterior y recuperador de calor; que recupera 23,5kW antes de expulsar al exterior los 5.000m3/h de aire interior que se extraen de la estancia a 25ºC y que intercambia con los 5.000m3/h del aire exterior que tengo que introducir para ventilar la estancia.

Por tanto, con un climatizador de una potencia total de 60kW será suficiente para tratar térmicamente 10.000m3/h hasta los 40ºC de temperatura necesarios para alcanzar los 25ºC en el interior de la estancia y para lo que se requieren 50kW; y la potencia adicional de 10kW para tratar térmicamente, hasta esos 40ºC, otros 5.000m3/h de aire exterior que se necesitan introducir para ventilar la estancia y cuya temperatura ha aumentado desde los 5ºC hasta los 19ºC gracias al recuperador de calor.

Se han recuperado 23,5kW de los 33,5kW que eran necesarios para tratar térmicamente el aire exterior necesario para la ventilación, lo que representa una eficiencia energética del recuperador del 70% (Fuente: EVAIR).

  • El freecooling. Ahorra energía al enfriar gratuitamente el aire interior de un espacio cerrado que en invierno, por un exceso de ocupación o cualquier otro motivo, es necesario reducir su temperatura. Es decir, en lugar de tratar térmicamente el aire interior refrigerándolo, éste se extrae al ventilar expulsándolo y se renueva directamente aportando en la impulsión aire exterior frío filtrado.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES calcula y aplica las consideraciones anteriores teniendo en cuenta las propiedades del aire en cada caso particular; de forma que con su tratamiento no se alteren los parámetros de confort térmico de temperatura y humedad relativa en un recinto cerrado.

Con la colaborando de fabricantes como EVAIR, GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES promueve la implantación de unidades de tratamiento de aire para sistemas de climatización y ventilación que aseguren su gestión energética eficientemente.

Categorías

Menú