Centros educativos, Tecnologías energéticas

Cómo garantizar la ausencia de COVID-19 en el aula

Ante la actual demanda de sistemas de prevención del riesgo de transmisión del virus COVID-19 en el comienzo del curso; además de las medidas de protección personal como el uso de mascarilla, lavado de manos y uso de gel hidroalcohólico, así como mantener la distancia de seguridad; GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES está recomendando dos actuaciones complementarias:

La instalación de un purificador del aire interior en cada aula del centro educativo para garantizar la ausencia del virus SARS-COV-2 (COVID-19).

Las actuales recomendaciones de abrir ventanas para ventilar el aula es un escenario que no será posible durante el invierno cuando en el exterior del edificio haga frío.

La propuesta de GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES es la instalación de una unidad de tratamiento de aire y purificación en el interior de cada aula.

Es un sistema que puede incorporar distintas tecnologías efectivas para reducir y eliminar virus, bacterias y otros microorganismos o patógenos, además de otras partículas presentes, como polen y polvo.

Se puede usar en el aula cuando esté ocupada por alumnos, profesores o cualquier otra persona. Los dispositivos a los que nos referimos están certificados como generadores de aire libre de virus (incluido el COVID-19), bacterias y otros microorganismos en un ambiente interior del aula seguro y saludable.

Con un mínimo de cuatro renovaciones del aire interior del aula se elimina el riesgo de contagio por transmisión aérea; al impedir el tiempo de exposición mínimo requerido para el contagio de las personas ante una posible presencia de virus.

Esta unidad se tiene que mantener encendida de forma continua antes, durante y después de las clases. Es totalmente portátil y no requiere de ningún tipo de instalación auxiliar. Tiene un consumo eléctrico mínimo y un bajo nivel sonoro.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES recomienda tres modelos de purificadores de aire interior de acuerdo a las distintas tecnologías que éstos incorporan:

  • Purificador Estándar con filtro HEPA.
  • Purificador Superior con filtro HEPA y con un dispositivo previo de radiación UVC que desactiva y elimina los virus, obteniendo con ello un mayor grado de desinfección.
  • Purificador Premium con filtro HEPA, con lámparas UVC y con un sistema que elimina el riesgo de contagio en las operaciones de mantenimiento y limpieza del purificador al desactivar las partículas de virus presentes en la unidad y retenidas en el filtro HEPA.

Por otra parte, existen diferentes modelos de purificador, y hay que instalar aquel que aporte  el caudal de aire requerido en función de volumen del aula y que, por tanto, es diferente en función de las dimensiones de ésta.

Considerando una altura de aula de 2,5 m, GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES recomienda la instalación de un purificador de aire por aula cuya superficie sea inferior a 30 m², o hasta un volumen de 75 m³, o un modelo superior en aulas con superficie hasta 85 m², o hasta un volumen de 200 m³.

El uso de dispositivos de desinfección de superficies.

Como sistema complementario al tratamiento y purificación continua del aire interior durante la clase, antes del comienzo de ésta y al término de la misma, y siempre en ausencia de personas; GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES recomienda realizar una desinfección de las superficies del aula (techo, paredes y suelo); así como de las superficies del mobiliario existente en su interior (mesas, sillas, ordenadores, etc.) con un generador de ozono portátil con temporizador.

Este dispositivo es portátil y muy fácil de aplicar. Con las medidas de protección adecuadas se puede desinfectar el aula en pocos minutos y poder volver a ocuparla tras otros 5 o 10 minutos de la aplicación.

En GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES estamos a su disposición para concertar una reunión y exponerles las características de estos dispositivos y las distintas tecnologías que incorporan; así como para analizar las necesidades propias del centro y poder preparar un presupuesto ajustado para su valoración; proponiendo, incluso, su financiación en caso de que fuera necesario.

Categorías

Menú