Una instalación fotovoltaica para autoconsumo industrial

En el sector industrial la inversión en una instalación fotovoltaica para autoconsumo tiene una alta rentabilidad; sobre todo en aquellas empresas cuyos procesos de producción requieren elevadas potencias en el suministro eléctrico y con altos consumos en horario diurno.

El autoconsumo industrial es válido para cualquier tipo de empresa independientemente del sector al que pertenezca; siendo que sólo depende de la existencia de un consumo eléctrico. El autoconsumo no afecta a los procesos industriales al no tener incompatibilidades con infraestructuras o equipos existentes.

Obtener un ahorro de costes garantizado

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES diseña y dimensiona la instalación fotovoltaica para cubrir con el autoconsumo lo máximo posible la curva de consumo característica de la actividad, obteniendo el mayor ahorro posible en la factura eléctrica y, con ello, la reducción del gasto energético de la empresa; siendo éste el principal motivo de decisión al implicar una reducción de los costes de producción que se traduce directamente en un aumento en la competitividad de la empresa.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES se encarga de la ejecución de la instalación fotovoltaica que, una vez entre en funcionamiento y empiece a generar energía eléctrica durante las horas de Sol, garantizará el máximo ahorro energético previsto al coincidir mayormente con el horario de la actividad empresarial.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES busca las posibles deducciones fiscales y fórmulas de financiación, con cuotas de importe inferior al ahorro generado, que no alteran la capacidad de endeudamiento para el mantenimiento de la actividad empresarial; promoviendo la decisión de implantar una instalación cuyo coste de mantenimiento a lo largo de su vida útil es escaso.

Aprovechar una superficie disponible no rentabilizada

La mayoría de las industrias cuentan con superficies disponibles desaprovechadas en las cubiertas de las naves o en campas exteriores sin uso, donde la instalación de un campo generador de energía fotovoltaica es fácil de ejecutar. Cuanto mayor sea la superficie disponible mayor será la capacidad de ésta para instalar un mayor número de paneles fotovoltaicos.

La potencia nominal de una instalación fotovoltaica es la potencia del inversor o suma de los inversores instalados y se cuantifica en kilovatios nominales (kWn). Dicha potencia, normalmente, es inferior a la potencia instalada del campo generador formado por los paneles fotovoltaicos instalados que se cuantifica en kilovatios pico (kWp).

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES diseña y dimensiona el campo generador para obtener la mayor producción de energía eléctrica optimizando el espacio disponible; teniendo en cuenta la ubicación y orientación de la cubierta, así como la existencia de elementos sobre ella como lucernarios, chimeneas u otros elementos que impidan la colocación de los paneles fotovoltaicos o que proyectan sombras sobre éstos reduciendo su capacidad de generación de energía eléctrica.

Instalar una instalación con más o menos potencia

La tramitación de la autorización administrativa e inscripción de una instalación fotovoltaica para autoconsumo de hasta 100kWn de potencia instalada en baja tensión es más simple y ágil que la de una instalación mayor, al requerir menos documentación y tener un procedimiento más corto.

Es normal que en autoconsumo industrial la superficie disponible y las posibilidades de ahorro en el consumo eléctrico permitan una instalación fotovoltaica de más de 100kWn de potencia instalada. En estos casos, además de la complejidad en la tramitación para su puesta en funcionamiento, también es diferente la gestión de los excedentes de energía generada en horario diurno cuando no hay actividad y, por tanto, consumo; siendo que estas instalaciones no pueden acogerse a la modalidad de compensación de consumos simplificada y tienen que acogerse a la modalidad de autoconsumo sin excedentes, con la instalación de un dispositivo anti-vertido de la energía generada y excedentaria a la red exterior; o acogerse a un autoconsumo con excedentes con su venta en el mercado eléctrico sin poder acogerse al mecanismo de compensación simplificada de energía.

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES se encarga de todas las tramitaciones administrativas para la obtención de la licencia municipal para la ejecución de la instalación fotovoltaica para autoconsumo; así como, una vez terminada y en funcionamiento, obtener la autorización administrativa e inscripción en el registro autonómico correspondiente.

Mejora de la imagen de marca y compromiso con la sostenibilidad

Una empresa industrial que se decide por implantar una instalación fotovoltaica para autoconsumo apuesta por la eficiencia, la innovación y las energías renovables; aumentando con ello su responsabilidad social corporativa y mejorando su imagen de marca.

Una empresa industrial promueve su sostenibilidad y compromiso con la conservación del medio ambiente al implantar una instalación fotovoltaica para autoconsumo; siendo que está reduciendo directamente las emisiones de gases contaminantes, como el dióxido de carbono (CO2) o el dióxido de azufre (NO2), entre otros. En GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES estamos seguros que la reducción de su huella de carbono ayudará a garantizar la continuidad de la actividad empresarial.

Un ejemplo de una instalación real

Una empresa localizada en un polígono industrial con un consumo anual de cerca de 500.000kWh, decidió ocupar parte de su cubierta con una instalación fotovoltaica para autoconsumo de una potencia nominal de 100kWn instalando un dispositivo anti-vertido de la energía excedente no consumida los días festivos sin actividad al tener suministro en alta tensión.

El campo generador instalado está formado por 275 paneles fotovoltaicos de 400Wp cada uno,  es decir, una potencia total instalada de 110kWp;conectados a 2 inversores de 50kWn cada uno, de forma que no se interrumpa la generación de energía fotovoltaica durante labores de mantenimiento o en caso de avería en alguno de ellos.

En horario de trabajo diurno y los días con presencia de luz solar, la instalación genera el máximo de su capacidad sin excedentes, obteniendo un ahorro entre el 20% y el 35% del consumo diario. La inversión ejecutada tiene un periodo de retorno o recuperación de 4 años.

Un estudio de ahorro energético y de rentabilidad

GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES realiza un estudio de ahorro energético y de rentabilidad de la instalación solar fotovoltaica para autoconsumo que requiere los consumos eléctricos y la superficie disponible de cada empresa; para lo que únicamente se requiere de una copia de la factura eléctrica.

Posteriormente, dicho estudio sirve de base para el cálculo y diseño de la instalación que GESTIÓN DE TECNOLOGÍAS Y ENERGÍAS RENOVABLES finalmente ejecuta garantizando el ahorro previsto a partir de su puesta en marcha monitorizada para comprobar que manteniendo la actividad industrial anterior se reducen los costes energéticos.

Si tiene alguna consulta o necesita más información no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web, vía correo electrónico o llamando directamente a los números de teléfono fijo 976 795 880 y móvil 646 782 374.

Categorías

Menú